jueves, 28 de julio de 2011

WatchMen





Venir a hablar a estas alturas de WatchMen quizá no aporte nada nuevo al panorama comiquero. Incluso teniendo relativamente reciente (¿reciente? ¡es de hace dos años!) su adaptación al cine, ha pasado tiempo suficiente para que una entrada sobre la obra de Alan Moore no venga a cuento. Pero como el que decide de qué se habla soy yo, hoy toca hablar de WatchMen.



votar

jueves, 21 de julio de 2011

Batman Begins

Siempre que se habla de adaptar cómics de superhéroes a la gran pantalla, surge un temor general entre el público sobre como plasmarán a un tipo generalmente musculoso y enfundado en mallas de colores en la gran pantalla. El miedo a que quede esperpéntico y todavía más irreal de lo que es en papel inunda las imaginativas mentes de los seguidores del héroe en cuestión. Cuando Tim Burton adaptó Batman, hace ya unos cuantos añitos, supo darle ese toque tan característico suyo, con el que dota a actores reales de un halo fantasioso e imaginativo, equilibrando la balanza entre un tratamiento “real” y el aroma de cómic colorista. Por que seamos serios: un tío con máscara y mallas (por no hablar de llevar los gayumbos por fuera) enfrentándose a otro sonriente, de pelo verde, maquillaje de payaso y chaqueta morada a juego, es esperpéntico. Somos capaces de admitirlo, admirarlo e incluso tomarlo en serio en papel, con dibujitos, pero en una pantalla con actores reales, cuesta un poco verlo. Toda la referencia que teníamos hasta aquel entonces era la serie de los años sesenta protagonizada por Adam West. Con eso he dicho todo. Con todo, Burton consiguió una película bastante decente, manteniendo las pinceladas de cómic y fantasía. A partir de ahí, la franquicia Batman cayó en picado. Su secuela no he sido capaz de verla entera nunca, me aburre solemnemente. Del resto mejor ni hablar, mal que me pese por George Clooney o Val Kilmer.
votar

lunes, 18 de julio de 2011

Epic Mickey

Una de las últimas aventuras para Wii ofrecidas por los estudios Disney’s es Epic Mickey, un ambicioso juego en el que manejaremos al famoso ratón. Partiendo de la inspiración de “A través del espejo”, de Lewis Carroll, Mickey salta por el espejo a un mundo mágico, donde un mago utiliza la tinta y el disolvente para crear un universo paralelo, el Páramo, donde habitan los personajes olvidados del universo Disney. Maravillado por la creación del mago, Mickey, travieso como él solo, se dedica a trastear con los pinceles hasta que, por descuido, derrama el disolvente sobre la maqueta del mago, provocando una destrucción masiva y la creación de una misteriosa criatura, la masa sombría. Mickey trata de huir del desastre que ha provocado, pero la masa le atrapa y le arrastra a su mundo, un mundo en el que Mickey no es el protagonista, lugar ocupado por Oswald, el conejo de la suerte que fuera una de las primeras creaciones de Walt Disney y que se perdió en la historia olvidado.
votar

lunes, 11 de julio de 2011

The Secret of Monkey Island

Que un servidor es un poco friki y nostálgico es algo que ha quedado demostrado en la breve existencia de este blog. Por eso, de vez en cuando echo la vista atrás y reviso los antiguos juegos de ordenador que tengo guardados, y me emociono si veo una adaptación para Wii o para PDA de algún clásico de mis tiempos mozos. Como por ejemplo, el “Monkey Island”. Y dado que hace poco recuperé este clasicazo para jugarlo en mi PDA, que me trae muchos recuerdos, y que casualmente coincide con el título de esta entrada, voy a dar rienda suelta a esta nostalgia friki-ludópata.



votar

lunes, 4 de julio de 2011

Canción de Hielo y Fuego

“Canción de Hielo y Fuego” es el nombre genérico de la exitosa y premiada saga escrita por George R. R. Martín. Mucho se ha escrito y comentado sobre ella, y yo voy a dar mis impresiones generales. Recomendada por unos amigos, descubrí que curiosamente los libros recibieron más promoción y publicidad por el boca a boca de sus lectores que por la propia editorial, llegando muy pronto a arrasar y convertirse en Best-Seller. Así que como regalo de cumpleaños, me cayó el primer tomo de la serie el último año. Un tocho de casi ochocientas páginas, con un apéndice al final con las genealogías de cada familia, que podría asustar un poco. Al principio fui receloso, pensando que estaba a punto de meterme un tostón de mucho cuidado. Sorpresa, la novela engancha sobremanera, tanto que en menos de un mes estaba visitando la librería para agenciarme el segundo volumen.



votar